El ‘Apple Pie’ de Marc Anthony y el cloche de Thomas Rivera Schatz

¿Qué tienen en común el cantante Marc Anthony y el senador penepé Thomas Rivera Schatz? 
 
Pareciera que nada. Pero sí tienen mucho en común. Los dos demostraron, en situaciones muy diferentes, cómo capturar una emoción durante una entrevista. 
 
En una participación en WKAQ 580AM, el ex presidente del Senado de Puerto Rico quien se ha conocido por ofrecer entrevistas muy coloridas, opinó sobre el Gobierno actual que: “Este es el Gobierno tipo cloche: mete la pata y luego hace los cambios“. 
 
Mientras que Marc Anthony, quien luego de interpretar “God Bless America” en el Juego de Estrellas del béisbol de Grandes Ligas, y recibiera insultos a través de las redes sociales sobre por qué un “mexicano” fue elegido para cantar ese himno expresó: “Why did they pick me to do it? I’m as American as apple pie. I was born and raised in New York. Really?! That’s sad this day and age – especially with Google. I’m as American as they come. I’m as Puerto Rican as they come! And for those who don’t know, Puerto Rico is a U.S. territory – no passport needed. I’m Puerto Rican born and raised in New York. I’m as American as anybody saying it. So, get over it!”.

Estos son dos claros ejemplos de dos personalidades que tomaron el humor, dentro de un aburrido mundo de negocios y entretenimiento, para lograr un publicity increíble. 
 
La parte más importante de cualquier noticia es la que se expresa emoción en sus declaraciones (“quotes“). Si la entrevista no es atractiva, la historia tampoco lo será. Es mejor la ironía y el humor, que la felicidad y la inspiración. 
 
En muchas ocasiones vemos y leemos cómo personalidades del mundo del espectáculo y de la política desaprovechan minutos y espacios en los medios de comunicación para usar expresiones como: “Para mi es un gran honor“; “Me siento bien feliz por la oportunidad“; “No quiero dar muchos detalles, lo que verán será una gran sorpresa“; “Tanto mi familia como yo estamos bien contentos“; “Quiero agradecer primero a Dios y a mi familia“, y muchas más. 
 
Los periodistas son como nosotros, aman el drama y odian lo aburrido. Una entrevista aburrida no hará nada en mejorar la imagen de nuestro cliente, sino que muy bien puede destruirla. Todos los días llegan y desaparecen personalidades del mundo. Muchos desaparecen por siempre y otros reciben poca atención de los medios. Por tanto, ofrecer en una entrevista hechos sosos no va a levantar el interés en nadie, mucho menos en el periodista. Lo que quieren es algo humano, algo memorable.
 
Muchos evitan ofrecerle al periodista detalles interesantes simplemente porque se ponen nerviosos. Hablar frente a las cámaras no es tarea fácil, pero tampoco es algo imposible. Y muchos tienen miedo a lucir estúpidos e incompetentes y, ante eso, la manera más segura es utilizar declaraciones conservadoras y aburridas y eso sucede cuando no se tiene nada original que decir.

Los medios de hoy en día están con prisa. Tienen mucho trabajo y poco tiempo. Y si a eso se suma que pierdan tiempo tratando de extraer algo valioso y útil de una entrevista aburrida, se pondrán de malhumor y la imagen de nuestros clientes puede ser que pague por eso. 
 
A diferencia de las buenas entrevistas y excelentes declaraciones que provocarán que los periodistas vean al cliente como un buen recurso y siempre estén en la mente a la hora de obtener una reacción para otra cosa.   
 
En resumen, tanto Thomas Rivera Schatz y Marc Anthony cumplieron su objetivo en capturar emoción. Ambos fueron creativos, futuristas y concisos y sus declaraciones serán recordadas por mucho tiempo.
 
 
 
 
 
 
 
 
Posted in Uncategorized.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current ye@r *